Idiomas

Vendimia 2016, el premio a un año de duro trabajo

Vendimia 2016, el premio a un año de duro trabajo

viernes 30 de septiembre, 2016

Vendimia en Finca Loranque

Vendimia 2016 en Finca Loranque.

El pasado día 6 de septiembre dábamos inicio a la vendimia 2016, con un equilibri...

El pasado día 6 de septiembre dábamos inicio a la vendimia 2016, con un equilibrio entre el grado y la acidez que nos hace confiar muchísimo en la calidad de esta añada. Más de dos semanas sin descanso, en el que se materializa el esfuerzo constante y profesional de todo un año. El objetivo es claro: extraer de las uvas todo su potencial.

En un esfuerzo de comunicación constante, nos propusimos contar a todos nuestros seguidores y amigos el dia a día de esta vendimia, con el aporte en redes sociales de una foto y un comentario explicativo, sobre aspectos relacionados con la personal forma de entender la vendimia en Finca Loranque. Y este fue el resultado:

Comenzamos la VENDIMIA 2016, con un equilibrio entre el grado y la acidez que nos hace confiar muchísimo en la calidad de esta añada. Hoy arrancan entre tres y cuatro semana de duro trabajo, sin descanso, en el que se materializa el esfuerzo constante y profesional de un año. Mucho ánimo a todos aquellos que trabajan con ahínco para que, de nuevo, consigamos extraer de las uvas todo su potencial. ¡A por ello, valientes! #vendimiafl

Segundo día de vendimia, y la mesa de selección trabaja al mejor ritmo posible: el que permite identificar y clasificar todos los racimos, y avanzar rápido para que la coordinación con el campo sea perfecta. Esta labor es fundamental para la calidad final del vino.

Tercer día de vendimia y la bajada de las temperaturas benefician, no sólo el trabajo de nuestros esforzados vendimiadores, sino a las mejor condiciones de recepción de la uva en bodega. Seguimos en la parcela 'Las Bolas', cortando nuestro syrah.

Cuarto día de vendimia. Pero no sólo es recoger la uva, los procesos en la bodega comienzan con la maceración en frío y los remontados diarios, con el objetivo de extraer todo el potencial que contienen las uvas. La profesionalidad y prestigio del enólogo entra en acción.

Quinto día de vendimia. La uva no entiende de fines de semana, y la maduración perfecta exige cortar la uva en su momento óptimo. Las cajas ayudan a que el transporte a la bodega sea intacto, los racimos llegan a la mesa de selección perfectos para su clasificación. Siempre, en menos de una hora, de la viña a la bodega.

Sexto día de vendimia. Los racimos llegan a la bodega en un estado de salud perfecto. Una primavera muy buena y un verano seco y extremadamente caluroso, han propiciado que la cantidad de levaduras autóctonas (ese polvillo blanco que se superpone a la piel de la uva) sea abundante y realicen su labor de fermentación en las mejores condiciones.

Séptimo día de vendimia. La vendimia manual realiza una misión fundamental de selección de los racimos en el campo, que de otra manera sería imposible. Es el sistema de recogida que exclusivamente empleamos en nuestros viñedos. Es un trabajo preciso, que requiere de mucho esfuerzo, por lo que eleva los costes de producción del vino, pero el resultado es de excelente calidad.

Octavo día de vendimia. Una de las pocas cosas que nos pueden hacer parar la recogida de la uva es la lluvia. Al recoger los racimos a mano, el barro que se origina hace impracticable la viña, además de que el agua acumulada en las uvas puede hacer descender el grado. Sólo sería un receso, que no alteraría en nada las previsiones de calidad. ¡A mirar al cielo!

Noveno día de vendimia. Y las lluvias no han podido con nosotros, estamos ya en el Cencibel del 'Valle de la República', recogiendo con cuidado los racimos que formarán la añada 2016 de nuestro Finca Loranque. Eso sí, el descenso de las temperaturas nos alivia un poco la carga de trabajo.

Décimo día de vendimia. Una cosa importante de contar con viñedo propio y con la bodega situada en el medio de las parcelas, es que el recorrido máximo desde que se corta la uva hasta que llega a la bodega nunca supera la hora. Esto garantiza que la frescura e integridad de los racimos sea excelente.

Décimo primer día de vendimia. La bodega es una explosión de colores y de olores. Desde la puerta de entrada de la uva ya se aprecian la cantidad de matices aromáticas, que luego se concentrarán en el vino. Posiblemente, sea el momento más 'mágico' de la elaboración del vino, cuando las levaduras comienzan a trabajar y los aromas y colores se desbordan.

Décimo segundo día de vendimia. Y a pesar del cansancio acumulado, la coordinación e implicación de la gente en el campo es perfecta. Contar con una cuadrilla profesional y entregada es garantía de éxito. Y nosotros tenemos la suerte de tener un equipo increíble, con la dirección equilibrada e inteligente de nuestro jefe de campo -Blagoy, para todos nosotros Blanco-. ¡Gracias a todos, equipazo!

Décimo tercer día de vendimia. Hoy, domingo, no cortamos uva, pero los trabajos de remontados en bodega no paran. Mientras, continuamos con el análisis de todos los depósitos, cuyos datos nos darán un avance de lo que está ocurriendo. Además, sin parar ni un día, seguimos con los análisis de madurez polifenólica y aromática de las parcelas que aún no hemos vendimiado.

Décimo cuarto día de vendimia. Ya vemos el final, con celeridad hemos metido en la bodega ya todo nuestro syrah, tempranillo y merlot, y en los próximos días concluiremos con el cabernet sauvignon. Mientras, en la bodega el ritmo es frenético. La vigilancia y tratamiento individualizado de cada depósito por parcela y variedad, obliga a una concentración máxima.

Décimo quinto día de vendimia. La coordinación y dirección en el campo es fundamental. Después de la selección de la parcela a cortar y una aproximación a los kilos a meter por día, toca distribuir las cajas y los vendimiadores por líneos, además de los remolques y tractores para su traslado inmediato a la bodega. Para eso hay que contar con un equipazo como el nuestro.

último empujón en el campo y concluye nuestra vendimia 2016. La calidad está garantizada por un año de duro trabajo en el campo, la vigilancia constante de cada fase del viñedo, y el profesional trabajo de todos los que han participado en esta campaña. Estamos orgullosos de nuestro equipazo. ¡GRACIAS A TODOS!

Las redes sociales son siempre la mejor manera de estar informados de la actualidad de Finca Loranque. Si te apetece, siguenos en Facebook o en Twitter.