Idiomas

Loranque Cencibel 2013, nuevo vino de Finca Loranque

Loranque Cencibel 2013, nuevo vino de Finca Loranque

martes 5 de julio, 2016

Loranque Cencibel 2013, nuevo vino de Finca Loranque

Loranque Cencibel 2013, nuevo vino de Finca Loranque

Una parcela, un vino. Así nace Loranque Cencibel 2013, elaborado exclusivamente con uvas de l...

Una parcela, un vino. Así nace Loranque Cencibel 2013, elaborado exclusivamente con uvas de la parcela del Valle de la República, propiedad de la Bodega, que por sus características de suelo y microclima produce unas uvas con una gran personalidad.

Cepas de más de 15 años –de cultivo en fase de certificación ecológica-, plantadas en poco más de dos hectáreas de terreno, en un único paraje y seleccionado por el enólogo, tomando en cuenta aspectos fundamentales como edad del viñedo, orientación determinada, características edafológicas de los suelos y limitación de rendimientos (nunca superiores a 5.500 kg./ha). El Valle de la República se caracteriza por experimentar durante todo el año rachas de fuertes vientos, una orientación muy abierta hacia la sierra de San Vicente y una altitud de cerca de 700 metros, además de diferencias térmicas entre el día y la noche muy pronunciadas y suelos arcillosos muy pobres.

Los racimos son vendimiados a mano, en su momento óptimo de maduración, en pequeñas cajas de 12 kilogramos, para posteriormente pasar por la mesa de selección, que garantiza una uva perfecta para conseguir una fermentación sana y una crianza en barrica y botella óptima.

Ya dentro de la bodega, la uva fermenta y macera con los hollejos entre 20 y 30 días, con temperatura controlada,  en depósitos de acero inoxidable de baja capacidad (10.000 Kg.), desde donde pasa, sin filtración alguna, a las barricas previamente seleccionadas de los mejores toneleros franceses de Alier, con capacidades de 225 y 500 litros, con tostado medio.

Una vez envejecido en madera unos 14 meses, se embotella tras una clarificación natural y sale al mercado después de estar reposando en botelleros unos 12 meses, para llegar al consumidor en su perfecto estado de consumo.

Una particularidad de este vino es su limitada producción, que en su añada 2013 será únicamente de 4.000 botellas

Nota de cata:

El resultado es un vino con un intenso color cereza picota, brillante, especiado y con notas de hierbas aromáticas, con fruta roja, tonos de vainilla y canela, con una acidez muy equilibrada. Muy elegante y redondo. En boca resulta sabroso, con los taninos bien integrados y un retrogusto medio-largo.

Armoniza perfectamente con platos de caza (ciervo, corzo, jabalí, etc… preferentemente guisados, donde su sabor fuerte puede ser aplacado por la madera de la barrica), embutidos, legumbres, todo tipo de guisos y quesos no excesivamente fuertes.

Nueva etiqueta

Para su lanzamiento al mercado, los responsables del departamento de Diseño de Finca Loranque han creado un nueva etiqueta, que tiene como principal motivo gráfico una perspectiva de dibujo lineal de la parte constructiva de la bodega, con un acabado en brillo. Además de resaltar tipográficamente –en color azul oscuro- la marca Loranque y la variedad Cencibel, se ha creado un sello que certifique la vendimia manual que se realiza para obtener las uvas que dan como resultado este nuevo vino de Finca Loranque.

En la contraetiqueta se especifican rasgos identificativos y personales de este vino: “La parcela de la finca más alejada de la bodega, el ‘Valle de la República’, es también la de suelos de arcilla más pobre, de mayor altitud, orografía más complicada y temperaturas más extremas. Por estos condicionantes fue elegida en su día para plantar  la variedad Cencibel, con el objetivo de extraer una uvas de altísima calidad, con las que elaborar un vino personal y de carácter”.

Además, la botella utilizada es de cristal oscuro y de forma troncocónica, un formato elegante para un vino personal y con personalidad.