Idiomas

Vendimia manual

La vendimia, el momento decisivo

El respeto escrupuloso por la calidad de la uva en Finca Loranque tiene su mejor exponente en el momento de la vendimia. Todas las parcelas son vendimiadas a mano, por un equipo de vendimiadores que trabaja desde el año 2002 en la finca.

En la elaboración de un gran vino, la uva no sólo debe llegar en un momento óptimo de maduración, también debe llegar íntegra, sana y limpia. Hay que evitar las dañadas o podridas, las hojas, los sarmientos,…

La única forma de vendimia que permite cumplir con todos estos requisitos es la manual, realizada con atención y esmero y con una selección previa que hace posible recolectar solamente las mejores uvas. Además, la vendimia manual con racimos enteros y escogidos nos brinda la posibilidad de realizar una nueva selección en bodega, que será mucho más exhaustiva que en el viñedo.

Con el objetivo de que los racimos lleguen intactos hasta la bodega (desde la parcela más alejada no se tarda más de 45 minutos en  recepcionar) se utilizan cajas de plático de 15 kilogramos que se añilarán en los remolques sin pérdida de mosto.

Los expertos vendimiadores realizan una primera selección de los racimos en campo, cortando sólo aquellos que cumplen con los criterios de calidad establecidos. las jornadas comienzan con las primeras luces del día y finalizan cuando el calor empieza a pretar, para evitar así el calentamientos de la las uvas.

La selección, la mejor forma de garantizar la calidad

Cuando la uva llega a la zona de recepción pasa por una mesa de selección, en la que ocho personas decidirán los racimos óptimos para la vinificación. Estas personas trabajan en Finca Loranque desde el inicio del proyecto, por lo que conocen a la perfección el tipo de uva que el enólogo quiere para los vinos. Una labor concienzuda y lenta que marcará la calidad final de la cosecha.

La entrada de la uva en bodega se produce de distintas formas, siempre atendiendo a las características particulares de cada añada. Una vez dentro de los depósitos, la fermentación se realizará con el constante control de la temperatura, remontados diarios y examen exhaustivo de los parámetros analíticos.

En la actualidad, la viticultura sostenible es el lema que rige el cuidado de los viñedos en Finca Loranque. El respeto al entorno es tanto un activo para la calidad de sus vinos, como para la conservación del medio ambiente.