Idiomas

sunset wine, catas para el recuerdo

Sunset Wine - Atardeceres con vino

Un entorno para el recuerdo

miércoles 3 de octubre, 2018

sunset wine 2018

MARAVILLOSA. Así fue la cata organizada por el Ayuntamiento de Toledo -Sunset Wine- en el increíble marco de la Ermita del Valle. Dos días de degustación -26 y 27 de septiembre- aprovechando uno de los atardeceres mas bellos de España, con vistas al meandro del río Tajo y a la ciudad de Toledo, desde la terraza de la ermita del Valle, sin duda uno de esos lugares que uno no puede perderse si visita Toledosin duda uno de esos lugares que uno no puede perderse si visita Toledo.

Organizadas en el marco de Sunset Wine es uno de los grandes proyectos del 'Septiembre Cultural' que apuesta por aunar el patrimonio monumental y su patrimonio medioambiental, con vinos de la provincia de reconocido prestigio nacional e internacional ,para fomentar la cultura del vino y ofrecer a los toledanos diferentes alternativas de ocio.

Casi 200 personas acudieron a la cita, en la que se degustaron dos de los vinos referencia de la bodega: Loranque Cencibel 2014 y FInca Lornaque Syrah-Tempranillo 2014, acompañado de unas tapas elaboradas para la ocasión. Lorenzo Ginés, director de Comunicación de Finca Loranque, cuyos viñedos y bodega están en Bargas, declarada BIC, ha calificado el proyecto de “maravilloso y perfecto para ofrecer una experiencia única que el asistente atesore en su memoria. Además ha puesto en valor que gracias a la iniciativa se pongan en valor los vinos “de calidad” de la provincia que compiten en los mercados internacionales".

El entorno de las catas resultó todo un éxito. La ermita de la Virgen del Valle humilde y acogedora está rodeada de jarrones con flores frescas casi todo el año. A la izquierda de la puerta, encontramos el tirador de la campana, de forma triangular y con un cordón de hierro. La tradición dice que quien no toca la campana 3 veces  no se casa. La ermita fue construida en el siglo XVII, sustituyó así a la ermita de San Pedro y San Félix existente aquí con anterioridad. En el exterior junto a las escaleras de entrada a la ermita debemos bajar los escalones para ver la peña del rey moro (con forma de seta). El lugar donde, según la leyenda, un rey moro pidió ser enterrado para cada noche poder contemplar Toledo eternamente, la ciudad en la que conoció y murió su amada. Otra leyenda cuenta que aquí yace enterrado un joven musulmán que tras años de asedio a Toledo, sin poder reconquistarla, dejó su perfil marcado en la roca y murió. Al lado de la ermita hay un pequeño chiringuito desde donde uno puede contemplar uno de los atardeceres más bellos de Toledo.

Toca agradecer a la Concejalía de Turismo que contara con nosotros, a la Hermandad de la Ermita del Valle su colaboración y trato exquisito y, por supuesto, a todos los amigos que nos acompañaron y pudieron disfrutar de nuestros vinos en dos jornadas para el recuerdo. ¡GRACIAS A TODOS!